2016 Fall Couture. Segundo resumen

No había flores en Giambattista Valli. Esta vez el diseñador ha dejado una de sus marcas de identidad atrás para presentarnos vestidos de corte romántico, con volúmenes y adornados con bordados y pedrería, inspirados en Rusia. Fundamentalmente la paleta cromática era blanco y negro, salpicada por rojo  y grisen algunas salidas.

De todos los escenarios que idean en Chanel y que siempre me parece que lucen más que los diseños, el de esta edición ha sido el más emotivo y el mejor de todos: un taller de costura. Y es que para mí, Chanel tiene a las mejores costureras y merecían este reconocimiento. Sus diseños no son los que más me gustan y, muchas veces me parecen aburridos, pero tienen la mejor costura de todas las casas y ver los detalles de su trabajo es un auténtico placer. Sobre la pasarela, más de lo mismo, eso sí.


La elegante colección de Armani Privé estaba protagonizada por los estampados geométricos y, en especial, el de pata de gallo en gris y negro como colores principales.


Puede que Valli no nos enseñase flores, pero con Ralph&Russo tuvimos dosis para toda la semana. Y es que hubo motivos florales por todos lados, en fora de apliques o bordados en pedrería. Además, la preciosa colección que nos mostraron tenía cierto halo del Hollywood de los 50, su época dorada.


Creo que la mayor decepción esta temporada me la he llevado con Alexis Mabille. No me ha gustado nada ni las siluetas, ni las telas ni los colores.


Iris van Herpen volvió a sorprender en la presentación de su colección fusionando el arte y la moda como sólo ella (y un par de privilegiados más) sabe hacer. En esta ocasión se ha inspirado en lameditación, que en su caso practica a través del sonido. La cimática, que es la forma visible del sonido, ha estado presente en sus diseños que han sido plisados siguiendo la forma del cuerpo.


Créditos: Vogue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!