Una casa con mucha luz


La semana pasada fue un poco rara en el blog porque no tuve tiempo de preparar con antelación los posts y no tuvisteis la posibilidad de disfrutar del post sobre decoración semanal. Espero que el piso de esta semana valga por dos.

Nuevamente volvemos al norte de Europa, tanto por el estilo escandinavo, como por la localización. Realmente el espacio no es muy grande pero es funcional. Conserva los suelos originales que son perfectos en madera y baldosa. Tiene mucha luz y predominan el blanco y negro en la decoración, especialmente el primero (como en esta otra). Además tiene grandes ventanales que le aportan mucha luminosidad a los espacios, dando el piso a dos puntos diferentes. 

Destacaría la manera en la que se ha colocado la luz artificial en la cocina, muy original. Los adornos en el techo del salón, con esa mesa haciendo las veces de despacho que cuando entras parece estar escondida de las miradas. Y, para terminar, el papel con el que se ha revestido el dormitorio, en tonos oscuros contrastando con el resto de la casa.














Créditos: Entrancemakleri.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!