Un monasterio reconvertido


Los espacios reconvertidos me encantan. De hecho, ya hemos visto varios aquí en el blog como una biblioteca municipal, pasando por una carpintería o una fábrica de cerveza llegando al más reciente, un granero. En esta ocasión, el protagonista al que se le da una vida como hogar es ¡un monasterio!.

Sin duda, el hecho de que haya sido un monasterio cuando se construyó en 1800 le da a este hogar una historia única y diferente y  un valor muy especial. Aunque viendo cómo está actualmente nadie sabría decir cuál había sido su ocupación en siglos anteriores ¿verdad?.

El lugar se ha convertido es un espacio funcional para la vida, han jugado muy bien con la luz y la paleta de colores le da una sensación de calma que, sin duda, quiere reflejar un poco el espíritu de lo que fue.





Créditos: Housetohome.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!