#Oscars 2016

Escribo esta entrada mientras escucho de fondo la gala de entrega de los premios, que está teniendo lugar en el Teatro Dolby de la ciudad de Los Ángeles. Es la primera vez en mi vida que voy a aguantar la gala entera despierta y todo tiene un motivo: Leonardo DiCaprio, mi actor preferido.

Hace un par de horas estuve viendo en directo la alfombra roja y, la verdad, que estoy ligeramente decepcionada, además de haber visto más pechos que nunca.
Comienzo con mis preferidas.
Para mí la mejor de todas ha sido Cate Blanchett que estaba perfecta con un vestido en aguamarina con aplicaciones florales y escote en V de Armani Privé.

Rooney Mara de Givenchy, con encaje, abertura delantera y ombligo al aire. Diferente y, cosa extraña, una de mis preferidas.


Brie Larson con un vestido de tirante fino y volantes en tono azul eléctrico, con cinturón joya de la firma italiana Gucci.


Heidi Klum vestida con un diseño asimétrico y vaporoso de Marchesa. Cuando lo vi no estaba segura de si me encantaba o lo odiaba, pero creo que me quedo con mi primer pensamiento.


Y ahora proseguimos con el resto.

De negro pudimos ver a Julianne Moore de Chanel. Alicia Vikander, palabra de honor en amarillo firmado por Vuitton, no me ha gustado. El vestido de lentejuelas de Armani que lucó Naomi Watts tampoco me ha dado más. Sencillo, con profundo escote y un tono que le quedaba espectacular fue el diseño de Dior para Charlize Theron. Luciendo escote con un diseño dorado de DVF estaba Margot Robbie, a la cual le fallaba el clutch. Chanel fue la firma elegida por Daisy Radley y, la verdad, estaba muy favorecida aunque el largo no me daba mucho más.


Olivia Wilde de Valentino, otra actriz enseñando pecho con su vestido blanco y que no me ha convencido nada. Sophie Turner llevaba un vestido de Galvan que la favorecía en silueta pero no en color. El vestido negro metalizado de Kate Winslet de Ralph Lauren ha sido una profunda decepción. Tampoco fue le mejor día de Reese Witherspoon de Oscar de la Renta. Otro desacierto más que sumar a la noche: esta vez de Rachel McAdams de August Getty. Lady Gaga de Brandon Maxwell con pantalón.


Emily Blunt llevó un diseño candy de Prada. Isla Fisher apostó por el estampado floral. Olivia Munn estaba muy guapa de Stella McCartney pero iba un pelín sosa en cuanto a accesorios. Otro fallo en la alfombra roja: Kerry Washington y su vestido bicolor de Atelier Versace. Del Marchesa de Sofía Vergara me gustaba la parte de arriba pero no la falda. Calvin Klein firma el diseño de Saoirse Ronan, muy adecuado y con un precioso escote en la espalda.


Preciosa estaba Chrissy Teigen con su Marchesa. De Versace iba Jennifer Garner aunque le fltaba una pieza de joyería impresionante para hacer un look perfecto. Jennifer Jason Leigh de Rodarte con palabra de honor empolvado. Patricia Arquette acertó con un diseño de Marina Rinaldi. Quiero hacer mención a Hannah Bagshaw, la esposa de Eddie Redmayne. De Dior y en negro iba Jennifer Lawrence que llegó la última.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!