Ugg Boots


Al principio me parecían la cosa más fea del mundo y durante varias temporadas me negué a comprarme unas. De hecho, confieso que me reía de la gente que las llevaba porque parecía que iban en zapatillas, sobretodo las que utilizaban las de caña más corta.

Pero un día vi una amiga que las llevaba que me dijo que a ella también le parecían horrendas, se había comprado unas de imitación baratas para probar, y desde ese día nunca más las había quitado. Decidí hacer lo mismo y me compré unas muy baratas. Y desde ese momento no hay invierno que no las rescate. Siguen siendo feas pero son tan cómodas y calientes que me da igual todo.

Mis preferidas son las de caña más corta, porque me gusta mucho tragarme mis palabras...









Créditos: Miarmarioenruinas, Atrendylifestyle, Elblogdesilvia, Trendytaste, Myshowroomblog, Lovelypepa, Macarenagea, Mesvoyaguesaparis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!